Sobre mi

Detrás de este proyecto estoy yo, Milagros. Nací y crecí en Gualeguaychu, Entre Rios, hasta que después de terminar el colegio me instale en Buenos Aires donde resido actualmente con mi familia. Soy, entre tantas cosas, mujer, madre, compañera, yogi, tarotista y terapeuta floral. Sin embargo, me identifico mas con ser un alma en búsqueda que con todas las anteriores. 

El Yoga llego a mi vida de la mano de mi madre y una escoliosis adolescente. Todavía recuerdo lo que esa primer practica me hizo sentir, las sensaciones que me recorrían después de ella.

Desde esta puerta muchos caminos se abrieron para mi. Con el paso de los años y las practicas, el Yoga se transformo en mucho mas que un hobby y paso a ser un estilo de vida, abarcando cada vez mas espacio, transformando todo a su paso. Ha sido la gran constante cuando todo lo demás se vuelve impermanente.

La practica actúa en diferentes planos y te transforma física, mental y emocionalmente. LLeva a tu consciencia a un despertar continuo, acompasado, ritmico, expansivo. 

Me gusta la simpleza de la practica, el no necesitar mas que un cuerpo disponible.

Me gusta la belleza de la practica, el pulso que forma la respiración con el movimiento. 

Creo que su gran poder radica en la capacidad de amoldarse al espíritu de cada practicante y como es capaz de volverse tanto una caricia, como unas alas o una raíz. 
Casa Turmalina